cl
  Exigencias al Estadio Ubilla de Melo
 

Cerro Largo quiere jugar de local ante Peñarol como sea.

El partido está previsto para el sábado 27 pero problemas de infraestructura complican la localía en Melo. El intendente Botana se comprometió a solucionar la situación.
 

Inconvenientes de infraestructura en el estadio Ubilla de la ciudad de Melo, más la falta de policías suficientes para controlar a un equipo grande, hacen casi imposible que el encuentro del sábado 27 entre Cerro Largo y Peñarol pueda jugarse en la capital arachana.Sin embargo, el club y la intendencia harán todos los esfuerzos para lograr disputar el partido como local.  El presidente de Cerro Largo, Ernesto Dehl, dijo a Subrayado que el intendente Sergio Bottana se comprometió a "solucionar lo que sea  necesario" para que Peñarol vaya a Melo."Es importante para la ciudad y para la integración", dijo Dehl.En el estadio Ubilla los alambrados de separación y de seguridad no son lo suficientemente fuertes y apropiados para recibir una parcialidad intensa como  la de Peñarol.También Cerro Largo confesó tener inconvenientes a nivel policial ya que su número no sería el suficiente.

Estuvo la Comisión de seguridad el  16 de agosto de 2011 y puso sus exigencias:

Exigencias razonables
Tras el arribo al Estadio exactamente a las 12.30 - exactamente una hora después de la hora originalmente prevista - las autoridades comenzaron a recorrer bajo una pertinaz llovizna todo el entorno del Estadio verificando que sería necesario en principio mejorar en estos aspectos:
* Resolver la existencia    de dos túneles independientes, uno para cada club.
* Aumentar considerablemente la batería de baños químicos.
* Disponer de lona protectora que separe el túnel de los arbitros, que eventualmente podría ser adaptado para el ingreso de un equipo y los arbitros.

Exigencias más profundas
* Reforzar y o sustituir el tejido olímpico que rodea  la cancha.  Las autoridades  hasta rechazaron el tejido nuevo colocado detrás de los arcos y detrás de los bancos de suplentes.
* Sustituir todas las columnas del alambrado olímpico   y el tejido de la Tribuna Eulogio  Machado.
* Disponer de una batería elevada de vallas para   colocar   en   diferentes   zonas estratégicas.
* Sustituir el tejido de seguridad del muro perimetral o elevar el mismo considerablemente. (Unos 4 metros)
*  Disponer obligatoriamente en todas las tribunas, cada 20 metros de un espacio vacío a modo de escalera de un metro y medio de ancho, según exigencias de la Dirección Nacional de Bomberos. Esta norma bajaría sensiblemente el aforo del Estadio, provocando que en las cabeceras del mismo se pudieran vender solamente 500 entradas, cuando normalmente allí van unos 750 a 800 espectadores
*  Contratar obligatoriamente la fuerza de bloque de la Guardia Republicana y una batería determinada de integrantes de la guardia de Coraceros y sus respectivas cabalgaduras, lo que insume a grosso modo un costo de unos 15 mil dólares si consideramos el flete de camiones respectivos.

Argumentos esgrimidos
Si bien se puede discutir la aplicación en el Departamento de normas que rigen para el Departamento de Montevideo, las  autoridades fueron claras: "en el fútbol nos regimos por la normativa vigente para la capital".
Tengan en cuenta - prosiguieron - que no estamos evaluando para un espectáculo con personas comunes. Acá estamos hablando  lamentablemente de un elevado número de gente violenta que estaría llegando a la ciudad. Nosotros estimamos que un mínimo de 2.000 personas vendrían solamente de Montevideo, y si se considera los hinchas que podrían entrar ocupando la tribuna Eulogio Machado, unas 700 personas quedarían por lo menos fuera del Estadio
De esos potenciales 2.000 espectadores de Montevideo - sin contar Treinta y Tres, Tacuarembó o Rivera - se estima que unos 500 son individuos peligrosos o con antecedentes. Por todo ello es tan importante el trabajo dentro del Estadio como afuera del mismo, en la zona cercana y en la ciudad toda.
De tal magnitud serían los controles, que comenzarían en una serie de retenes de control en el límite departamental, en Arbolito y en las cercanías de Melo.
La Comisión se reúne hoy en Montevideo y se espera la respuesta.

PRESIDENTE DE CERRO LARGO ESTÁ INDIGNADO
Dehl: “La integración no existe, es una mentira”

Los arachanes están indignados. Las exigencias del Ministerio del Interior para llevar a Peñarol a Cerro Largo son prácticamente imposibles de cumplir. El costo de la seguridad sería de 300.000 pesos y habría que hacer una serie de arreglos al Ubilla.
 
 

Por Daniel Banchero 
“La integración no existe, es una mentira. Con esas exigencias es imposible jugar un partido con Peñarol en Melo. No creo que lleguemos. Nos trasladan la responsabilidad de ellos a nosotros, cuando debería ser al revés. La última carta que tenemos es jugar sólo con hinchas del local", nos dijo visiblemente molesto el titular de Cerro Largo, Ernesto Dehl.

-Entonces ya realizaron la inspección del Estadio Ubilla.

-El martes llegó una numerosa comisión del Ministerio del Interior y estuvo visitando las instalaciones de nuestro estadio. Lo

recorrimos bajo una copiosa lluvia durante toda la tarde.

-¿Y qué sucedió?

-Nos hicieron muchas observaciones. Estamos esperando que las realicen por escrito.

-¿Qué deben hacer para llevar a un grande a su Estadio?

-Según nos comunicaron, verbalmente, hay que levantar los tejidos perimetrales. Las exigencias son de 8 metros (detrás de los arcos) y cuatro en las tribunas laterales. Pero también hay que modificar el alambrado que tenemos. Tienen que ser mallas más  chicas.

Y además, tenemos que hacer un tejido lateral para cortar una tribuna. Y se bajaría el aforo del Estadio, por seguridad, naturalmente.

-¿Estimaron cuál sería el costo del operativo policial?

-Rondaría los 300.000 pesos.

-¿Por qué es tan caro?

-Según nos explicaron, se tendrían que trasladar los efectivos de Montevideo. Incluso, equinos de Montevideo.

-¿Hasta los caballos?

-Eso nos dijeron. Les dijimos que tenemos Policía de a caballo, pero ellos quieren con los caballos criollos de Montevideo. En definitiva, nos contagiamos de la tarde. Todos los dirigentes que acompañamos a la delegación quedamos grises.

-Entonces no pueden llevar a Peñarol a jugar a Cerro Largo. Los costos son altísimos. Es casi imposible afrontar todos estos gastos.

-Esto es lamentable. Pero nosotros no somos los responsables. Estas medidas no se toman para controlar a la parcialidad de Cerro Largo. Estas exigencias son para controlar a un grupo de personas a las que poco les importa el fútbol. Un grupo que lamentablemente nos priva de vivir la fiesta del fútbol, como es disputar un partido con las instituciones de mayor arraigo en  nuestro país. No nos dejan llevar a los grandes, o se crea un obstáculo, por 100 o 200 personas y eso es lo que molesta. Habría que poner algún límite.

-Es imposible mantener en pie la integración con este tipo de cosas.

-Le propusimos a la Policía jugar sólo con la gente local. Y hacer un peaje en la entrada a Melo. Los hinchas que lleguen sin entrada no pueden ingresar a la ciudad.

-¿Cuál fue la respuesta?

-Me contestaron que lo iban a pensar. Somos de la idea de jugar con la hinchada local, porque en definitiva nosotros tenemos que ser locatarios y debemos jugar en nuestra cancha. Es un derecho y no lo podemos perder, por 100 o 200 inadaptados. Hay que  buscar la forma. Sé que perdemos dinero trayendo a un grande a nuestra cancha. Pero esto va mucho más allá del dinero. Esto  es parte de la bandera de la integración. De que los equipos vengan a jugar al Interior. Pero además por un tema de equidad, de justicia. Porque todos los equipos van a venir a nuestra cancha, entonces, ¿por qué no Peñarol y Nacional? Si esto es así, como le dije, la integración es una mentira. Este es un tema de justicia que, por lo visto, en el fútbol no se da.
Saque usted sus propias conclusiones.
----------------------------------------------------------------------------------------

La Intendencia de Cerro Largo hace arreglos en el Estadio Ubilla para poder cumplir con las observaciones de seguridad y que se  fije ese escenario para enfrentar a Peñarol en la tercera fecha del apertura.
 

"El Intendente Sergio Botana estuvo de acuerdo con nosotros. Hubo coincidencia en que Cerro Largo debe ser local, porque es un  principio de dignidad y de mantener la idea de integración en el fútbol. Con el compromiso de la Intendencia se va a hacer lo posible para cubrir las observaciones que se hicieron de seguridad, así como bajar los costos. Por estas horas la idea se afirma  de poder ser locales ante Peñarol en la tercera fecha", afirmó Ernesto Dehl, presidente de los arachanes.

 
  Visitantes 37866 visitantes (82326 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=